defiende el enfoque de género

Noches de terror en el cine

15 insoportables especímenes de las butacas cinemeras.

Publicado: 2013-09-05

1. Los que se toman fotos a media película. Claro, la foto es "pal feis" y con el flash, te dejan ciego. Deberían decomisar los celulares a la entrada (?) 

2. Los que comen canchita en el cine y hace unos ruidos horribles al masticarla. Es lo peor, parece que nunca hubieran comido cancha en su vida. No faltan los que, por tragones, se terminan atorando y hacen una bulla tremenda para poder aliviar el ahogo.

3. Los que salen de la sala a media película para ir al baño y piden permiso incomodando a todo mundo. Lo peor es cuando vuelven y olvidaron cuál era su ubicación: empiezan a llamar en voz baja como si nadie los escuchara "Miguel, Miguel , ¿dónde estás?".

4. Los que regresan con su súper combo mambo number five que no es si no una fuente gigantesca con hot dog, cancha y gaseosa, y hacen malabares delante de uno para pasar y, claro, no tienen el menor cuidado y terminan derramándote la gaseosa encima.

5. Los que van con su chicle y empiezan hacer globitos y reventarlo produciendo un ruido realmente espantoso. Provoca pararse y patearles el hocico echarlos para que ni más hagan semejante bulla.

6. Los que contestan o llaman por teléfono a media película. Esa es la peor insolencia. No falta el o la idiota que llama a su amigo, enamorado, amante, agarre, ex o trampa para contarles "el peliculón" que se están perdiendo. ¿No saben acaso que cuando uno entra al cine lo primero que tiene que hacer es apagar el celular?

7. Los que van con sus hijos. Se entiende que los lleven a una peli para niños, pero que los lleven a una función que no corresponde, cómo que no es pues. Es insoportable estar atento a la más importante escena y de pronto el berreo de un chuki te distrae. 

Otro problema con los niños es cuando estos se aburren y empiezan a corretear por el cine como si estuvieran en el patio de su casa, Si uno le reclama a sus padres, ellos te responden de lo más insolentes: "déjalos pues son niños ¿acaso quieres que estén sentados como enfermos?" Los enfermos son ustedes, el cine no es un lugar para corretear ni jugar a las escondidas.

8. Los que se ríen como idiotas de cualquier cosa. Qué gente más antipática por el amor de dios. Abren su bocota y lanzan la risa más idiota que tienen guardada y lo hacen en cualquier momento de la película. Vaya y pase que lo hagan en alguna escena que lo amerite, pero reírse hasta porque pasa una cucaracha es demasiado ya.

9. Los que empiezan a contar la película en voz alta, porque claro está "ellos ya vieron en el estreno". Gente sumamente desagradable, no tiene el menor tino de meterse la lengua... ya saben, y quedarse callada. Claro que no, se mandan con toda la historia como esperando un elogio.

10. Los que van a tirar al cine. Uno esta sentado de lo más concentrado viendo como se resuelve tamaña intriga y, de pronto, la fila de butacas se empieza a mover de manera sospechosa, claro que uno piensa que es un cine de última generación y ese movimiento responde algún nuevo efecto que te hace sentir dentro de la peli, pero no, nada que ver, es una pareja de lo más concentrada. Atrévete a reclamarles: "Espera un ratito causita, ya me vengo". Yo me voy. ¿No pueden pagar un hotel?

11. Los que levantan las piernas y las ponen sobre el respaldo de la butaca delantera. Pero diles algo: "Es para la circulación pues chochera". Circula broder, que no dejas ver la película.

12. Las chicas que cuando les pides permiso para pasar te miran con su cara de ofendidas y, alucinándose la última bala de Rambo, te dejan pasar mientras te hacen muecas de asquito. Si no quieres más gente en el cine mamita, la solución es bien fácil: cómprate el tuyo y no jodas-mires mal a los demás.

13. Los que se quedan dormidos y empiezan a roncar como si estuvieran en su habitación. Da ganas de ahorcarlos. Algunos no solamente roncan, otros, en el colmo de la desfachatez, se tiran pedos o hablan. Patético.

14. Los que al final de la función salen cantado el tema de la película o imitando algún paso de baile o acción de la estrella principal. Qué insoportables por dios, ¿no notan acaso que causan vergüenza ajena? Alquila tu DVD y canta en tu casa.

15. Los que se pasan criticando toda la película. Que esa escena está mal hecha, que es una copia, que esperaba algo mejor, que quién se va creer eso, que nadie puede sobrevivir tanto tiempo así. ¿Para eso van al cine? Mejor quédense en su casa.


Post dedicado a ¨La niña de los dulces¨, porque lo ocasional de nuestros encuentros no hace mella en nuestra amistad.


Escrito por


Publicado en

No hay futuro

El futuro está escrito. Y todo lo que está escrito, se puede editar.