defiende el enfoque de género

Cementerio General

O cómo desperdiciar hora y media de tu vida.

Publicado: 2013-08-07

Lo primero que hay que hacer al salir de ver "Cementerio General" es pedir el libro de reclamaciones (?), nos ofrecen "Cine de terror" y no hay cine y menos terror. Un insulto para el género de "metraje encontrado". Porque, seamos sinceros, están las películas malas, pésimas, bodrios y Luego está"Cementerio General". Pasada esta cariñosa introducción (?), qué más podemos decir que no se haya dicho ya sobre este fallido intento de película?

Muere el padre de una chica, sus compañeros de colegio deciden ayudarla a cerrar el duelo a través de una sesión de ouija que llevan a cabo en el Cementerio General de Iquitos. Luego de una sesión espiritista digna de Chespirito y sus espíritus chocarreros, la menor de los participantes es poseída por un (mal guión) espíritu maligno y empiezan unas correteaderas por todo el cementerio que llevan al público a sentir vergüenza ajena. Porque es justo cuando se supone empieza el "miedo", que empiezan las burlas de los (estafados) espectadores. Y si creen que eso es lo peor, pues están muy engañados. El desenlace está a la altura de la producción: malísimo, con un maquillaje más acorde con un circo perejil que una producción cinemera.

A su favor se puede decir que las actuaciones son parejas: todas igual de malas. Leslie Shaw hace de Leslie Shaw y lo hace mal (?). Marisol Aguiirre llora, llora y llora. Al final intenta suicidarse tragando un montón de pastillas. Es justamente lo que deseé hacer al final: tomarme un montón de pastillas y olvidar lo que acababa de ver. Nikko Ponce, el colombiano (que migraciones tome cartas en el asunto) (?) Jürgen Gómez y un gordito al que me da flojera guglear (?) hacen de revejidos escolares. Airam Galliani no es más mala solo porque junto a ella está Diva (!) Rivera que, es la mala de la película, o mejor dicho, la más mala de todas las actuaciones (y vaya que ese es un gran logro). En fin, personajes forzados, locaciones desperdiciadas, presupuesto desperdiciado. Todo un desperdicio de tiempo, paciencia y dinero.

El director anuncia (y desde acá hago votos para que desista de tamaño atentado al buen gusto) una posible secuela. Dice que "solo la hará si es mejor que la primera". Con lo bajo que se ha puesto la valla, es posible que en un par de años seamos torturados por una pésima segunda parte.

Debo de haber gastado, entre muertos y heridos, unos 40 soles en verla. Nunca un dinero tan mal invertido. Así que, consejo de pata: si un día te levantas con ganas de ver "Cementerio General", vuelve a acostarte y prende la teve. Te aseguro que lo pasarás mucho mejor.


Escrito por


Publicado en

No hay futuro

El futuro está escrito. Y todo lo que está escrito, se puede editar.