no le saca la vuelta a la ley

chapualqo

#27J: El caos

¿quién lo promueve?

Publicado: 2013-07-27

Estoy en Parque Universitario. Los colectivos y agrupaciones cantan y saltan. Los polis están saltones. La señora que vende chifa al paso, raya como nunca. Por un sol puedes comerte un plato de chaufa con tallarín. Dudo entre el hambre y mi salud. Unos chiquillos anarkos, con las caras tapadas y sus banderas, se paran a mi lado, huelen muy mal, me pregunto si Bakunin aprobaría esto (?). De pronto los primeros gritos y jaloneos. La gente corre sin saber por qué corre. Y zas!, caen las primeras bombas, trato de mantener mi posición pero otra bomba estalla a medio metro mío y, mi estoicismo se hace, literalmente, humo. Hago un esfuerzo por avanzar rumbo a Plaza San Martín pero la embestida de gente y polis me hace retroceder hacia el lado del Penal San Jorge. Y ahí se desata el caos total. 

Una bomba cae delante de una familia que corre, las niñas estallan en llanto, dudo si ayudarlas cuando siento una mano que coge mi pierna, es una señora que se ha caído, tiene 2 niñas con ella, la levanto y trato de regresar, pero es imposible. La policía siembra el terror. grita "corran corran" y , nuevamente, nadie sabe adónde ni por qué correr. Sigo avanzando, trato de ir lento para ver lo que sucede y otra bomba más estalla y me hace vomitar, llorar y maldecir.

Ahora, medio aturdido, voy por Mesa Redonda y es la policía, una vez más, la que produce el susto. Le grita a la gente que corra pero a la vez, le cierra las calles. El serenazgo también corre, al fin, el desconcierto, como la protesta, es de todos. Galerías y tiendas cierran sus puertas. Un tipo grita "saque saqueo" y ya nada es lo de antes. A mi lado pasa corriendo un tipo pintado de plateado y al que la gente hace un rato le daba monedas para que haga movimiento robóticos. Por el Mercado Central unas señoras pelipintadas, lagrimean y dicen "a estos cholos huelguistas y vagos, deberían mandarlos a la selva", quiero decirles algo, pero un pata les dice "calla conchatumadre". Todo muy rocanrol. Llegando a la Casa de la Moneda, una tanqueta divide por la mitad a la gente que va sin rumbo, unos pifean, otros vuelven a correr. Alguien (no, no es "alguien", es el mismo que gritaba "saqueo") le dice a la gente "no vayan por allá, están disparando y tirando bombas,son unos salvajes". Le doy la contra y les digo que vayan tranquilos, que no es nada grave, que no se asusten. Un policía me empuja y me hace avanzar. Trato de defenderme pero, todo es nuevamente correrías. Esto recién empieza.


Escrito por


Publicado en

No hay futuro

El futuro está escrito. Y todo lo que está escrito, se puede editar.